Economía Social

Petrakosky reclamó acciones políticas firmes para evitar el colapso de los servicios públicos

El titular de la Federación Chubutense de Cooperativas, Fabricio Petrakosky, anticipó que a más tardar la semana próxima se presentará al gobernador Mariano Arcioni y al vicegobernador, Ricardo Sastre, un proyecto elaborado por la propia Federación, orientado a superar la crisis que atraviesa el sector, al tiempo que reclamó “acciones políticas firmes para salvar de un inminente colapso a los servicios públicos y a las cooperativas”. 

En diálogo con FM 100.1 de Comodoro Rivadavia, el dirigente se refirió en primera término al alcance de la Resolución 371, considerando que “ no deja de ser una buena noticia”, aunque aclaró que “hay una imposibilidad de poder acogernos a ese plan, teniendo en cuenta que no podemos pagar la factura mensual que mes a mes nos llega de CAMMESA”.

Desmitificó luego el alcance de la norma, señalando que “se habla de un 40% de condonación, pero hay una mala interpretación de los medios. Creo que ese 40% se refiere al total de las distribuidoras del país. Recordemos que hay una deuda acumulada de todas  las distribuidoras energéticas del país, incluidas las cooperativas chubutenses, de 140 mil millones de pesos”. 

“Se habla de un 40% de condonación pero no es tal el beneficio. El beneficio no va a ser más allá de cinco facturas promedio mensuales  tomadas como crédito, seis meses de período de gracia y un 50% de reducción en la tasa de interés que aplica el Mercado Eléctrico Mayorista actualmente”, precisó.

Con relación a la intimación recibida por Servicoop de Puerto Madryn, señaló que “CAMMESA nos recuerda que quiere cobrar y manda intimaciones a las cooperativas. Ese es su modus operandi, así que seguramente todas recibirán intimaciones, ya que todas las cooperativas grandes tenemos deuda con el Mercado Eléctrico Mayorista. Es algo que nos pone en una situación muy incómoda, porque venimos hablando desde hace tres años firme y tratando de encontrar una solución desde la Federación, recordando que tres años atrás, en julio de 2018 teníamos una deuda de 1.600 millones de pesos y hoy vemos cómo ha crecido en más de 12.000 millones. Esto nos hace recordar también que hubo una inacción  absoluta por parte del arco político chubutense, quienes esperaron que esta situación tenga una solución mágica y esto se soluciona con acciones políticas, teniendo en cuenta que la política ha ocasionado un gran daño al sistema cooperativo de servicios públicos en Chubut, por la falta de adecuaciones tarifarias en el valor agregado de distribución para poder cubrir los costos operativos”.

Al respecto sostuvo que la falta de adecuaciones tarifarias obedece a que “nadie quiere pagar el costo político” de producir incrementos en las tarifas.

Más adelante sostuvo que las políticas de CAMMESA y la Secretaría de Energía son asimétricas entre las distribuidoras del interior y las situadas en los grandes conglomerados, como Edesur, Edenor y otras, en cuanto a las exigencias de pago, resaltando que “esas fueron decisiones del gobierno anterior a través de la Secretaría de Energía”.

También recordó que en gran parte la crisis de las prestadoras de servicios públicos de Chubut, obedece a que durante el gobierno anterior hubo un 1.800%  y algo más acumulado en el incremento mayorista de la energía, y además se produjo la quita del subsidio que teníamos en un 90%”.

Aseveró que desde el gobierno nacional “lo que proponen son reglas de juego en igualdad de condiciones para todos”, aunque resaltó que “si nosotros pretendemos tener un tratamiento especial, tiene que tomar una acción específica la política chubutense. Tiene que ser el gobernador el que debe lograr una negociación diferente a la del resto, teniendo en cuenta que la situación de Chubut es totalmente distinta a la del resto de las distribuidoras del país”. “Tengamos en cuenta –agregó- que las cooperativas de aquí son multiservicios, porque no solo distribuyen energía eléctrica, y con el afán de cubrir los otros servicios públicos que son básicos y esenciales, pero muy deficitarios es que tomamos de un lado para cubrir el otro. La unidad de servicios de energía, está prácticamente equilibrada. Los servicios deficitarios son agua y cloacas y con el afán de sostener estos servicios, nos lleva a endeudarnos con CAMMESA”.

Consultado sobre cuál es el camino para superar la crisis, sostuvo que “se sale de esta situación de crisis con un plan que nosotros hemos terminado de hacer. Justamente ayer estuve en comunicación con el vice gobernador Ricardo Sastre para pedirle una audiencia con Él y con el gobernador, para poder presentar este plan que ha sido elaborado desde la Federación y que estará a disposición de todas las cooperativas chubutenses, incluida la SCPL, que hoy no es asociada a la Federación, y luego de presentarlo daremos a conocer mayores detalles”. 

No obstante, anticipó que “esto incluye poder gozar nuevamente de los beneficios de los contratos a término, lo que nos permitiría salirnos del esquema CAMMESA y comprar la energía a Hidroeléctrica Futaleufú. Esos contratos a término beneficiaron a las cooperativas chubutenses durante quince años, hasta el 2012 que fueron quitados por decisión del gobierno nacional”.

“Hoy el sistema eléctrico es un sistema monopólico porque sólo se le puede comprar a CAMMESA” aseguró, haciendo hincapié en que eso posibilitará “comprar la energía a un precio preferencial, así como lo hace la empresa privada Aluar hace más de cuarenta años”.

Petrakosky insistió en reclamar al gobierno provincial que  tome “una posición firme para recuperar el manejo de su principal fuente de generación energética, la cual es Hidroeléctrica Futaleufú”.

Esa acción, está contemplada en el plan a presentar al gobierno, al igual que la adopción del sistema Pampeano de cooperativas de servicios, sobre el cual explicó que “en la provincia de La Pampa el 100% de la prestación del servicio público está en manos del sistema cooperativo. Sucede que en La Pampa tienen una tarifa unificada la cual es razonable y el socio la puede pagar y posibilita cubrir los costos operativos, hay tarifa social para los sectores vulnerables, hay una administradora provincial de energía que es la que le compra la energía a CAMMESA y se la vende a las cooperativas y hay un equilibrio absoluto, porque en el momento en que se generan déficit, éstos son cubiertos por el gobierno pampeano. Hay un trabajo articulado, en conjunto”, al punto que “las cooperativas en La Pampa son vistas como aliadas estratégicas del gobierno provincial”.

Añadió que “los costos operativos deben estar cubiertos, ya sea a través de tarifas que las pagan los socios o con subsidios municipales o provinciales según corresponda.  

Pero si ninguna de esas cosas sucede, pasa como en Chubut que hay un desfase tremendo en lo que es la tarifa del valor agregado de distribución y cooperativas con treinta o treinta y seis meses acumulados de atraso tarifario, que nos han llevado a estos niveles de deuda que tenemos”.

Con relación a la presentación del programa de marras, indicó que “trataremos de presentarlo en el transcurso de la semana, pero si no es posible no tiene que ser más allá de la semana que viene, porque nosotros venimos hablando un colapso inminente en los servicios públicos de Chubut y en las cooperativas. Y lo que hay que hacer es, entre todos, aportar para poder salvar a las cooperativas  y a los servicios públicos”. 

“Las cooperativas han estado siempre aportando lo necesario, pero falta la otra parte, la de la política para que esto se solucione, porque esto sólo se soluciona con decisiones políticas”, concluyó.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *