Destacados Economía Social

Los barbijos cooperativos ya están en el mercado

Se tratan de los súper barbijos desarrollados por el Conicet y de fabricación cooperativa, que ya está disponible en mercados de distintas zonas del país.

Si bien la flexibilidad se modificó en los últimos meses y hay muchas más actividades habilitadas a medida de que se avanza con el plan de vacunación, sigue la emergencia sanitaria en el país y alerta mundial por la pandemia de coronavirus.

Es así como las restricciones y medidas establecidas por los especialistas de salud siguen siendo recomendadas, como el distanciamiento social, el lavado de mano, la utilización de alcohol en gel y también tapabocas.

Hace meses atrás fue novedad los súper barbijos cooperativos, tapabocas diseñados por especialistas del Conicet y fabricados por la Red Textil de Cooperativas, para asegurar su producción a grandes escalas.

En la localidad de La Plata, provincia de Buenos Aires, el mercado cooperativo Minka que fue creado por la CNCT regional, llevó al mercado los mismos barbijos desarrollados por el Conicet, pero a un precio mucho más accesible que en otras instituciones.

Lorena Vergniaud, integrante del Mercado Minka, dio más detalles de esta iniciativa. “Hace unos meses una de nuestras federaciones de cooperativas, la Red Textil, firmó un convenio con la UBA y la UNSAM por el cual nos donan, por unos meses, una partida de tela de los barbijos del CONICET”.

“Ambas entidades tienen un convenio a través del cual la empresa debe donar cierto porcentaje a organizaciones sociales. Ahí es donde la UBA y la UNSAM entran en convenio con CONICET y distintas organizaciones y así hace que se corten, confeccionen y comercialicen en Minka y distintas cooperativas de nuestra Confederación, a un precio popular y no del mercado”, explicó Lorena.

Vergniaud, integrante de Minka, también se refirió a la iniciativa del mercado cooperativo que funciona en La Plata: “Creemos que el proyecto se fue conociendo cada vez más, gracias a los medios entre otras cosas, y además hubo un regreso a un montón de actividades que implicó mucha demanda de talles pequeños, para niñas y niños”.

“Nació con el primer objetivo de comercializar productos de esas organizaciones y luego se incorporaron otros espacios de la economía social, emprendimientos autogestivos y familiares, de la agricultura familiar”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *