Economía Social

Cooperativa preocupada por el robo de medidores de agua en Trelew

La modalidad comenzó sobre fines del año 2020.
Genera inconvenientes en las zonas afectadas y también desde el trabajo operativo.
Sólo en los últimos días hubo cerca de 20 situaciones.

Las autoridades de la Cooperativa Eléctrica de Trelew se mostraron preocupadas por el constante robo de medidores de agua que se ha registrado en la ciudad desde fines del año 2020, una situación que le genera muchos problemas a los vecinos y también al trabajo de la prestataria de servicios públicos.

Juan Carlos Torres, Jefe de la Oficina de Agua y Cloacas de la Cooperativa Eléctrica, reconoció que “tenemos un problema grave con el robo de medidores de agua, algo que comenzó en noviembre y diciembre pasado” y aseguró que “evidentemente alguien los está robando y después los reduce y lo vende como chatarra”.

Contó que “entre el fin de semana y el miércoles se agravó sensiblemente el problema” pues “llevamos casi 20 reclamos, lo que nos obliga a enviar dos cuadrillas a trabajar exclusivamente en esto porque queda la conexión abierta, corriendo muchísima agua y hay que solucionarlo. Se trata de un reclamo urgente”. 
“Nos está complicando mucho la parte operativa”, resumió.

Torres narró que “además del robo en sí mismo, técnicamente, como lo cortan con cuchillo, muchas veces lo hacen muy al ras y para poder efectuar la reparación hay que romper la vereda, sacar la caja del medidor y colocar una llave de paso en su lugar. Es una situación que nos está trayendo muchos problemas y no presenta visos de tener una solución”.

El directivo recordó que “cuando comenzaron los robos fueron en las zonas de Barrio Armada Argentina y Barrio Unión” pero “esta semana se iniciaron en la zona céntrica y sur. Robaron sobre las calles Inmigrantes, Brown y Rondeau”.
“Toman una cuadra y sacan 4 o 5 medidores, en fila”, abundó.

Torres señaló que “esto generalmente ocurre durante la madrugada. A la mañana temprano, cuando la gente empieza a salir, se da cuenta y entre las siete y las nueve aparecen 8 ó 10 reclamos, eso cada día”.

Juan Carlos Torres explicó también que “los trabajos se hacen en el día porque son urgentes, pero el problema es que nos posterga otras reparaciones: por ahí existen pérdidas en veredas o en calles y no las podemos atender justamente por esto”. 

Por último, recomendó a los vecinos “estar atentos” y apuntó que “si bien ahora atacaron las zonas del Barrio San David y el centro puede ocurrir en cualquier lado en donde haya medidores, algo que ocurrirá si no se ataca el problema”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *