Agro Destacados

Destacan el rol del engorde en la producción ganadera neuquina

El sector de la cadena que mayor crecimiento ha experimentado en estos últimos 15 años es el de engorde y terminación de animales, permitiendo diferenciar a hoy todos los procesos de producción (cría, recría y engorde y terminación).

Tradicionalmente los establecimientos se dedicaban al ciclo completo pero la baja eficiencia en el tiempo y el rinde de los animales gordos dejaron paso a ciclos intensivos de terminación de las distintas categorías novillitos/novillos/vaquillonas y vacas.

“Los engordes a corral comenzaron incipientemente durante el 2001/2, de la mano de las políticas de incentivo ganadero provincial que impulso la retención de terneros en la provincia, y se fueron consolidando en las áreas de secano y con producción bajo riego como son Zapala Añelo, Picún Leufú y Confluencia”, referenció la subsecretaria de Producción, Amalia Sapag. “En estos escenarios es donde se observa el mayor crecimiento y persistencia de la actividad, asociado a la cercanía a los centros de producción forrajera, faena y consumo”, amplió.

A la fecha, “se encuentran en funcionamiento 26 engordes a corral de bovinos que concentran aproximadamente 10.000 bovinos pero con una capacidad estimada anual mayor a los 30.000”, detalló.

Aunque hay momentos en que la rentabilidad de los mismos es muy acotada el sector privado sigue apostando a la producción bovina, haciendo el ciclo completo o buscando alternativas para mejorar el sistema.

Desde el Gobierno provincial se acompaña desde diversas áreas tal como la subsecretaria de ambiente, Recursos Hidrícos y Producción para sumar emprendimientos formalizados y por otra parte han sido convocados para ser partícipes de la formulación y diseño del Plan Ganadero Bovino provincial.

Regularizaciones

Desde el ingreso en vigencia de la Ley 2.797, que enmarca la actividad, se avanzó con la regularización de 11 establecimientos (42%)  de los cuales 3 han sido regularizados recientemente (Ranquilón, Piedra del Aguila y Las Taperitas). Además se encuentran con la factibilidad de la Subsecretaría de Producción 7 de ellos (27%) estando los mismos en instancia de evaluación por parte de las Subsecretarías de Medioambiente y Recursos Hídricos de la provincia. El restante 31% se encuentra en distintas etapas de seguimiento.

Según los datos aportados por SENASA, las faenas provenientes de engordes representaron 22584, 21499 y 20529, para los años 2017, 2018 y 2019 respectivamente, representado el 82 % de los envíos a faena provinciales.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *