Destacados Economía Social

Sugieren uso responsable del agua para evitar problemas de abastecimiento en verano

Frente a las condiciones extraordinarias que marca la situación epidemiológica y la llegada de la temporada estival, desde la Cooperativa Eléctrica de Trelew emitieron recomendaciones y previsiones para el uso del agua durante el próximo verano.

Según advierten las autoridades, en la ciudad se experimenta actualmente un fenómeno especial relacionado a la adquisición de piletas de natación para uso recreativo en los domicilios, situación impulsada por la posibilidad cierta de, a diferencia de otros años, no trasladarse a zonas turísticas durante el verano.

Frente a ello, desde la Cooperativa Eléctrica se señala que se podría experimentar un uso indiscriminado del recurso lo que, inevitablemente, podría generar problemas de abastecimiento.

Según explicó el titular de Agua y Cloacas de la empresa, Federico García, “Trelew cuenta con dos plantas potabilizadoras; la tradicional Número 1, que está al lado del puente Maffía, en donde se producen aproximadamente 1.800 cm cúbicos por hora y la número 2, que tiene nos seis años, ubicada en la calle Gobernador Costa y Río Chubut, que tiene una producción de entre 900 y 1.000 cm cúbicos por hora” y con ello, “la cantidad de agua que hay, potabilizándose, podría abastecer a una ciudad de entre 135 y 140 mil habitantes… Hoy tenemos 110 mil habitantes por lo que esa producción debería, en teoría, alcanzar a toda la población”.

No obstante, explicó que “cuando en el verano se produce escasez es porque hay un mal uso del agua: hay sectores importantes  de la ciudad que tiene parquizaciones y el agua que se consume equivale a dos o tres tanques de agua por día, acaso más” sumado a que “ahora existe un fenómeno, producto de la pandemia, en donde se ve un aumento de las ventas de las piletas de uso recreativo para las viviendas porque se evalúa seriamente de que la gente de ciudad no se va a trasladar hacia los lugares de turismo por cuestiones de salud y de seguridad, además de regulaciones gubernamentales”.

Esta situación, abundó García, “trae como variable de que seguramente el tema de piletas será algo delicado para atender, especialmente por el uso de las bombas que toman directamente de las redes y que les producen daños y pueden generarles consecuencias a los vecinos adyacentes”.

Por esa razón, señaló el directivo, desde la Cooperativa Eléctrica se pide encarecidamente “que se use racionalmente el agua para este periodo estival y, si hay posibilidad de comprar un tanque de reserva en aquellos usuarios que no lo tienen, que lo hagan”.

Para el caso de quienes tengan piletas de natación, se solicita que “se utilice agua cruda, que se puede contratar a terceros y que con productos químicos puede utilizarse durante todo el periodo perfectamente”.

Bombas de agua

El ingeniero Federica García explicó que “el problema de la bomba es que, al tomar de la red con gran presión, el caño que está bajo tierra sufre una tendencia a aplastarse y eso genera inconvenientes en las conexiones domiciliarias. Hay peligro de que se rompan porque se está extrayendo agua a más presión que la que puede trabajar el caño, algo que rápidamente se detecta desde Cooperativa”.

Pero además, agregó, “el vecino que le continúa a quien utiliza la bomba se queda sin agua e incluso, en algunos casos, las bombas podrían tomar la suciedad que queda retenida en los finales de las cañerías y eso trae problemas de salud pública”.

En ese caso, apuntó, “una previsión posible es tener un tanque de reserva a la altura del piso, lo que le llaman cisterna y, con una bomba adecuada, en el caso de ser necesario, elevar el agua hasta el tanque de la casa”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *